Presentación

Quiénes Somos

Miel la Galinda, actualmente, es una explotación apícola familiar, que recolecta miel principalmente de las Sierras de Mequinenza.

Es la segunda generación de apicultores, siendo el fundador en el año 1966 mi padre, Ismael Galindo, el cual, nos transmitió la pasión por este mundo tan natural y apasionante de la miel.

Todo empezó en 2009, que no queriendo perder la tradición familiar y por su memoria, continuamos trabajando con las 150 colmenas. La afición hacia ésta labor ha ido creciendo notablemente y poco a poco vamos aumentando la población de colmenas.

El resultado de nuestro trabajo es un producto totalmente artesanal, en el que todo proceso de extracción se realiza manualmente, desde el cuidado y conservación de nuestras colmenas, hasta el envasado y presentación final del tarro de miel, sin olvidar las nuevas tecnologías.

Nuestra miel es un producto 100% natural y con todas las garantías sanitarias, sin conservantes, colorantes, ni cualquier aditivo potenciador del sabor. No mezclamos mieles de distintos colmenares o floraciones diferentes, ni mezcla de mieles procedentes de otros apicultores.

Hemos empezado vendiendo nuestros productos en mercados populares, en nuestro pueblo, ya que nos gusta interaccionar directamente con nuestros consumidores e ir mejorando gracias a sus opiniones.

Desde el primer momento, siempre hemos tenido un objetivo clavo, ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes con un producto de la máxima calidad. Entendemos que ésta, es la única manera de entablar relaciones comerciales sólidas y duraderas en cualquier parte del mundo, un mundo cada vez más competitivo y exigente.

Nuestra Filosofía

Se centra en la calidad e imagen del producto, resultado de la tradición, innovación y pasión por éste mundo.

Nuestra Misión

Perseguimos el reto de dar a conocer a todo el mundo los productos apícolas y la miel, esa gran desconocida para mucha gente, especialmente la exquisita miel de nuestro país España. Es uno de los productos más nobles que nos ofrece la naturaleza y con grandes beneficios para la salud y queremos que los consumidores aprendan a apreciarla como nosotros lo hacemos cada día. En parte, nuestra existencia depende de nuestras amigas las abejas. Como afirmó Albert Einstein: “Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años de vida”.

0

Carrito